Importancia del Reglamento Interno en la empresa

El Reglamento Interno de Orden higiene y seguridad, consiste en un instrumento redactado por el empleador que estipula las obligaciones y prohibiciones a las que deben sujetarse los trabajadores en relación con sus labores, permanencia y vida en la empresa.
CORRESPONDE A UNA EXTENSIÓN DEL CONTRATO DE TRABAJO que permite al empleador regular las materias a mayor detalle y fijar sanciones para los hechos que atenten contra las obligaciones que emana este compromiso entre empleador y trabajador.

Los mínimos puntos que debe contener un Reglamento Interno son:

  • La jornada de trabajo indicando el horario de ingreso y término de cada turno.
  • Los descansos, ya sea las horas o días que tendrá el trabajador.
  • Los tipos de remuneración existentes según los cargos.
  • Igualdad de remuneraciones.
  • Acoso sexual.
  • No discriminación.
  • Debe quedar estipulado el lugar, día y hora de pago.
  • Se debe indicar las personas o departamentos a los que los trabajadores deben dirigir sus reclamos, consultas y sugerencias.
  • Causales de hecho y derecho que dan motivo a las desvinculaciones.
  • La forma de comprobación del cumplimiento de las normas previsionales y laborales.
  • Se deben indicar las normas e instrucciones de prevención, higiene y seguridad, las sanciones que se puedan aplicar a los trabajadores con indicación de las infracciones y el procedimiento a seguir en estos casos.

En lo que respecta de las sanciones cabe señalar que el Reglamento Interno sólo puede consistir en amonestación verbal o escrita y multa de hasta el veinticinco por ciento de la remuneración diaria, la cual debe ingresar a los fondos de bienestar que la empresa tenga para los trabajadores o el que tenga el sindicato. En el caso que no exista sindicato o departamento de bienestar, la última opción es que los montos se destinen a Sence. Es decir el empleador bajo ninguna circunstancia puede quedarse con los montos de las multas cobradas a los colaboradores.

 

¿Qué diferencias existen entre el Reglamento Interno de Orden Higiene y Seguridad y el Reglamento Interno de Higiene y Seguridad?

Según lo previsto en el artículo 153 del Código del Trabajo, el empleador que tenga contratado normalmente 10 o más trabajadores permanentes tiene la obligación de confeccionar un reglamento interno de orden, higiene y seguridad (RIOHS). Ahora bien, por otra parte, la ley que establece la obligación de contar un Reglamento Interno de Higiene y Seguridad. Respecto de las materias Prevención de Riegos Profesionales.

De acuerdo a lo señalado anteriormente se distingue que todo dependerá de la cantidad de trabajadores para determinar si requiere de dos Reglamentos Internos:

  • el que exige el artículo 153 del Código del Trabajo, que es un Reglamento Interno de Orden, Higiene y Seguridad, que lo debe tener todo empleador que tiene contratados a 10 o más trabajadores permanentes
  • o el que exige artículo 67 de la Ley 16.744, sobre Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales, que es el Reglamento Interno de Higiene y Seguridad que lo debe tener todo empleador sin importar el número de trabajadores que tenga contratados.

Cabe indicar que si el empleador estuviere obligado a tener los dos reglamentos internos mencionados, podría cumplir con tal obligación si confecciona solo uno que contenga tanto las materias ambas materias. Ahora bien, existen ciertas diferencias entre ambos reglamentos internos que pueden resumirse de la siguiente forma:


ReglInt1

¿Quiénes están obligados a confeccionar el Reglamento Interno?

Para el Reglamento Interno de Higiene y seguridad toda empresa sin importar la cantidad de trabajadores.

 

Para el Reglamento Interno de Orden Higiene y Seguridad, todo establecimiento, faenas o unidades económicas industriales o comerciales que cuente con 10 o más trabajadores permanentes, ya sea en una instalación o distinta.

En el caso de que una empresa esté obligada a tener Reglamento Interno y no cuente con ello, podrá ser sancionada con multa cursada por la Inspección del Trabajo. Además de considerar que no puede ejercer sanciones (ni siquiera amonestaciones verbales) contra las faltas de los trabajadores debido a que no existe un documento regulador de las obligaciones y prohibiciones de estos.

El empleador es quien establece las obligaciones, prohibiciones y en general, toda medida de observación a los trabajadores. Estas medidas sólo se pueden llevar a cabo en concordancia con la entorno de la relación laboral, ser general de esta manera garantizando la impersonalidad de la medida para respetar la dignidad del trabajador, como también mantener reserva de toda información y datos privados del trabajador a que tenga acceso con ocasión de la relación laboral.

 

¿Se puede modificar el Reglamento Interno?

 

Si, se puede realizar modificaciones al Reglamento Interno, según lo que el empleador estime conveniente cambiar para mejorar el funcionamiento de la empresa.

 

¿Cómo se distribuye el Reglamento interno y sus modificaciones?

El empleador debe poner en conocimiento de los trabajadores el documento y/o modificaciones con 30 días de anticipación al inicio de vigencia de éste, dejando dicho instrumento en al menos dos sitios visibles del lugar de las faenas con el fin de generar publicidad.  También debe entregar una copia del Reglamento Interno a los sindicatos, al delegado del personal y a los Comités Paritarios existentes en la empresa.

 

Asimismo, debe entregar en forma gratuita a cada trabajador un ejemplar que contenga el texto del Reglamento Interno y el Reglamento de Seguridad e Higiene referido en la Ley de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales. Normalmente, ambos reglamentos se fusionan en un solo documento.

 

También para efectos de controlar su legalidad debe remitir una copia del Reglamento al Ministerio de Salud (puntualmente al Sesma) y otro a la Inspección del Trabajo que corresponda a su domicilio comercial, dentro de los cinco días siguientes a la vigencia de dicho Reglamento. Estas entidades pueden formular reparos al Reglamento.

 

A si también es posible que el delegado del personal, cualquier trabajador o los sindicatos puedan impugnar las disposiciones del Reglamento que estimen ilegales, ya sea ante la autoridad de salud o ante la Inspección del Trabajo que corresponda, según se trate de una infracción a normas de higiene o bien sobre normas laborales

 

ReglInt2

“Evite multas por no cumplir con la normativa y cotice con nosotros su Reglamento Interno de orden higiene y seguridad o Reglamento interno de Higiene y seguridad”

 

shares